Personajes Históricos

Barbosa, José Celso

José Celso Barbosa Alcalá nació en Bayamón el 27 de julio de 1857, hijo del maestro albañil Hermógenes Barbosa y de Carmen Alcalá, una estudiante de la hermana del famoso maestro tabaquero Rafael Cordero. La familia de José Celso estaba compuesta de artesanos y pequeños comerciantes, de circunstancias financieras modestas. Gracias al apoyo de su tía y madrina, Lucía, estudió en el Seminario Jesuita en San Juan y en la Escuela de Medicina. Cuando se graduó del Seminario, dio clases a los hijos del dueño del ingenio San Antonio en Bayamón. Allí Hermógenes fue mayordomo, después de perder su trabajo de abañil por ser liberal durante el régimen conservador español. Barbosa empezó un club social y cívico para las personas de clase obrera, mientras seguía trabajando de maestro. El dueño del ingenio azucarero, Catirre Berríos, pagó las clases para que el talentoso joven pudiera aprender inglés y estudiar para una profesión en los Estados Unidos. En 1876 partió para Nueva York. Después decidió ser médico, y entró a la Escuela de Medicina en Michigan, donde se graduó en 1880. Fue primero en su clase, la cual incluyó a uno de los ahora famosos hermanos Mayo, fundadores del prestigioso Mayo Clinic.

Barceló, Antonio R.

(1868-1938) El fajardeño Antonio R. Barceló estudió gracias al apoyo de algunos maestros y brilló como líder político, orador, abogado y negociante. En 1898, cuando los Estados Unidos ganó Puerto Rico de España, era Juez Municipal de Fajardo. Barceló fue miembro de la Cámara de Delegados creada por la Ley Foraker en 1900; después presidente del Partido Unión de Puerto Rico y más adelante del Partido Liberal; Presidente del Senado de Puerto Rico; y director del periódico La Democracia. Antonio R. Barceló, además, fue abuelo de Carlos Romero Barceló, líder estadista y activista del Partido Nuevo Progresista, Alcalde de San Juan (1968-1976); Gobernador de Puerto Rico (1976-1984), y Comisionado Residente (1992-2000).

Bauzá, Rosita M.

Sister Rosita Bauzá nació en Panamá y creció en Ponce. Desde temprana edad mostró interés en las obras sociales dirigidas por organizaciones cristianas. Ingresó a la Orden de las Siervas Misioneras de la Santísima Trinidad en Filadelfia, y después de trabajar allá y en Cabo Rojo comenzó en 1969 su labor en el Centro de Orientación y Servicios de la Playa de Ponce con su mentora Sor Isolina Ferré. Contribuyó al desarrollo de los programas de: educación, familia, servicio a niños discapacitados, festivales culturales. Su libro sobre la historia de los Centros de Sor Isolina Ferré fue publicado en 2008.

Betances, Ramón Emeterio

Nació en Cabo Rojo el 8 de abril de 1827, y estudió medicina en Francia. Ejerció su profesión en Mayagüez, donde se destacó por su dedicación a los pobres. Compró la libertad de muchos niños esclavos recién bautizados. Desterrado de la Isla, fue con Segundo Ruiz Belvis a Nueva York, donde continuó su lucha por liberar a Cuba y Puerto Rico de España. Al fracasar el Grito de Lares el 23 de septiembre de 1868 contra el régimen español, Betances no regresó nunca a Puerto Rico. Murió en Francia el 16 de septiembre de 1898.

Clinton, Bill

(1946-presente, 2010) William Jefferson Blythe III, nació en Hope, Arkansas, nombrado por su padre quien murió tres meses antes de su nacimiento. Adoptó el apellido de su padrasto cuando su madre se casó de nuevo. Estudió con becas en Georgetown University (B.A.), “Rhodes Scholar” en Inglaterra, y leyes en Yale University. Después de servir como el Gobernador de Arkansas, Clinton fue elegido dos veces a ser Presidente, el primer demócrata después de Jimmy Carter, y se destacó por ser un líder mediador. Aunque sufrió escándalos personales, después de la presidencia se convirtió al servicio público. Su esposa Hillary, abogada, fue Senador Federal del Estados de Nueva York; Presidente Barack Obama la nombró Secretaria del Estado, la tercera mujer servir en esa alta posición.

Cordero Molina, Rafael

Nació en San Juan en 1790. No pudo asistir a la única escuela que funcionaba en San Juan por ser negro, pero aprendió a leer con sus padres. En 1810 fundó una escuela en San Germán, y después la trasladó a San Juan. Ofrecía clases gratuitas a niños sin distinción de raza o economía. Para mantenerse y sostener su escuela, Cordero trabajó como tabaquero. Fue maestro de muchos niños hasta su muerte en 1868, y se conoció como el “santo laico de Puerto Rico” por su generosidad. Entre sus estudiantes se destacan los patriotas: Román Baldorioty de Castro y Alejandro Tapia y Rivera. Su hermana enseñó niñas, entre otras, Carmen Alcalá, madre de José Celso Barbosa.

Córdova Dávila, Félix Lope

(1878-1938) Al quedar huérfano en Manatí, Córdova Dávila pasó a vivir con familiares, primero en Jayuya con el líder anti-monarquista Dr. Gonzalo Córdova, y después con el primo, poeta Clemente Ramírez de Arellano en su pueblo natal. Escribió un libro de poesía irónica Agridulces, (1898) el año que los Estados Unidos venció a España en la Guerra Hispanoamerica y ganó a Puerto Rico de colonia. Con la ayuda de ventas de su libro y financiamiento de sus amigos pudo estudiar Derecho en Washington, D.C. De regreso a Puerto Rico fue juez, profesor de leyes, poeta y miembro del Partido Unión de Puerto Rico. Se casó con Mercedes Díaz Collazo con quien tuvo tres hijos. Sucedió a Luis Muñoz Rivera en Washington, D.C. como Comisionado Residente de Puerto Rico, y fue elegido cuatro veces hasta su renuncia en 1932, cuando aceptó ser Juez Asociado de la Corte Suprema de Puerto Rico. Uno de sus hijos, Jorge L. Córdova Díaz, líder estadista, fue también Juez Asociado del Tribunal Supremo de Puerto Rico, y Comisionado Residente en Washington.

Degetau, Federico

Nació en Ponce el 5 de diciembre de 1862. Estudió Derecho en Madrid y allí fundó un periódico liberal, La Isla de Puerto Rico, desde donde denunció las injusticias de España en su patria. Fue delegado de Puerto Rico a  Cortes de España. Después de la Guerra Hispanoamericana, en 1899 fundó con Barbosa y otros el Partido Republicano Puertorriqueño y luchó para la estadidad y ciudadanía estadounidenses. Entre 1901 y 1905 fue Comisionado Residente en Washington, D.C. Falleció en San Juan el 20 de enero de 1914.

Ferré Aguayo, Luis A.

(1904-2004) Ponceño y hermano de Sor Isolina, Ferré era lo que llamamos “hombe de renacimiento”: ingeniero (Instituto Tecnológico de Massachusetts), pianista (Conservatorio de Música de Nueva Inglaterra), filántropo (Centros Sor Isolina y el Museo de Arte de Ponce). Toda la vida se dedicó a promover la estadidad de Puerto Rico, en el movimiento fundado por Dr. José Celso Barbosa. Fue Representante a la Cámara varias veces y activo en el Partido Republicano de los E.Un. Además, participó en la Convención Constituyente que redactó la Constitución del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, que fue ratificado por el Congreso de los Estados Unidos en 1952 para dar derechos gubermentales limitados a la Isla. Fundó el Partido Nuevo Progresista, y fue elegido Gobernador de Puerto Rico por un término, y después Presidente del Senado de Puerto Rico.

Ferré, Isolina

 (1914-2000)

Sor Isolina nació en Ponce. Sus padres eran don Antonio Ferré Bacallao, cubano, y su madre, doña Mary Aguayo Casals, puertorriqueña. Una de las familias más queridas y respetadas de la Isla por sus grandes valores morales y religiosos. Don Antonio había iniciado solo la Fundición “Porto Rico Iron Works” en la Playa de Ponce y luego fundó con sus hijos: José, Luis, Herman y Carlos la “Ponce Cement”.

Al morir doña Mary muy joven en 1931, la hermana mayor de Isolina, Saro, se convirtió en su mentora y su mejor amiga. Sus hermanos seguían los pasos de su padre, pero según la propia Isolina, en su familia, las mujeres se consideraban más del hogar que de los negocios. Se graduó de Escuela Superior a los 16 años ingresó a la Universidad de Puerto Rico. Durante su tiempo allí se hospedó en una residencia para señoritas de las hermanas de una comunidad religiosa estadounidense, las Siervas Misioneras de la Santísima Trinidad. Como éstas ofrecían la oportunidad a las jóvenes estudiantes de realizar labor misionera en los barrios pobres de Río Piedras, tales como Caimito, Isolina reafirmó allí su interés en servir a los más necesitados.